Estadística n. f. 1 ciencia que utiliza conjuntos de datos numéricos para obtener, a partir de ellos, inferencias basadas en el cálculo de probabilidades.

2 estudio que reúne, clasifica y recuenta todos los hechos que tienen una determinada característica en común, para poder llegar a conclusiones a partir de los datos numéricos extraídos.[1]

[1] Cayuela, N. L. (Ed.). (1997). Diccionario general de la lengua española Vox. Barcelona: VOX.

Es la responsabilidad de cada Iglesia en Asamblea de Iglesias Cristianas, Inc. llenar una hoja estadística. Las hojas son sometidas a los Distritos u Campo Misionero con los datos y se rinde un informe en su convención respectivamente. Luego cada Distrito y Campo Misionero prepara la hoja General con todos los datos sometidos por las Iglesias y suminístrala a la oficina Central y luego rindimos la información en la Convención Internacional.

La estadística es la base del conocimiento práctico y real. Números son una forma de medir, calcular, etc. Cuantitativamente hablando, lo que hay y lo que no hay, por ende, sus variables son siempre medibles. Cualitativamente hablando, se relaciona con calidad, revela cuáles son las características o el valor de algo, por ende, sus variables son siempre interpretativos.

La información que podemos extraer de las estadísticas nos da un mensaje, como me escribió el hno. Noel Maldonado (Psic I/O & CEO, MalRodz LLC) recientemente;

“Entender que la estadística realizada no es una métrica más, sino que es la oportunidad que tenemos como organización de entender cuáles son las áreas que debemos mejorar, desarrollar y también conocer cuáles son aquellas áreas de fortalezas para replicar esos esfuerzos en otras áreas.”

Reflexionemos y tomemos en cuenta las tres preguntas que se presentaron al final de mi informe estadístico en nuestra Convención Internacional, 2017;

  • ¿Dónde estamos fallando?
  • ¿Hacia dónde queremos dirigirnos?
  • ¿Cuán comprometidos estamos con la organización y la obra de Dios en el cumplimiento de nuestras responsabilidades?

A primera vista, lo que se ve son números, números, y mas números. Un servidor, que tuve el privilegio de preparar el informe estadístico y rendirlo en nuestra convención internacional por los últimos síes años (dicho sea de paso, agradezco al Rev. Eladio Quintana por su ayuda), entiendo el trabajo y tiempo que se requiere para finalizar tal informe. Siento empatía por todos los que trabajan en ese departamento. Por lo menos, se que no tenemos problema para dormir ya que no hay necesidad de contar ovejas saltando la verja; los números toman su lugar.